SITIO OFICIAL DE LA IGLESIA DEL PUEBLO GUANCHE

TENEMIR UHANA MAGEK GRACIAS PODEROSA SOL
ENEHAMA BENIJIME HARBA POR SALIR UN DÍA MÁS
ENAGUAPA ACHA ABEZAN. PARA ALUMBRAR LA NOCHE.

miércoles, 14 de octubre de 2015

La Estrella de 8 Puntas, Venus o Spica, los símbolos celestiales de la Gran Madre




La estrella de ocho puntas o estrella venusíana es el símbolo más antiguo extendido de la Gran Diosa y que se usa como protector contra las malas influencias, para proteger las aguas y las cosechas. Estrella de ocho puntas, símbolo de Inanna/Ištar. Museo del Louvre.
Las imágenes más antiguas a través de las cuales los seres humanos dieron forma a una idea son las denominadas Venus o Diosas-Madre. Su presencia se extiende por toda Europa, Asia, África, Australia, América. Esto es realmente significativo, manifiesta una idea con gran arraigo entre las personas de todo el mundo hace más 30.000 años (probablemente es muchos miles de años más antigua), una idea que se fue diversificando y adaptando a las necesidades del momento, pero manteniendo sus signos distintivos comunes.


La estrella de ocho puntas, Spica o estrella de Salomón es una forma geomética usada por varias culturas bajo distintos nombres y significados. La estrella de ocho puntas tiene su origen en la mitología y la religiosidad de las antiguas civilizaciones mediterráneas, pues aparece en casi todas. Aunque los ejemplos más antiguos al parecer se hallan en el Cercano Oriente, también se ha confirmado su uso en lugares del occidente, como por ejemplo, en varios puntos de la península ibérica.
۞ Spica  (Alfa Virginis), es el nombre latinizado de una estrella que forma parte de la constelación de Virgo- Spica es una brillante estrella binaria blanca simbolizada como una espiga de trigo en la mano izquierda de la Doncella. También llamada Spicum, Spigha, Stachys, Stakhus (griego: espiga de trigo), Arista (latín: espiga), Aristae Puella (latín: grano de la doncella) y Spica Virginis o la Espiga de la Virgen.
En astronomía china, la estrella se conoce como Jiao Xiu 1 en Jiao Xiu, una de las constelaciones chinas. En astronomía hindú, Spica corresponde al Nakshatra Chitra. En el hinduismo se llama “estrella de Lakshmi” a un polígono también formado por dos cuadrados concéntricos con 45 grados de diferencia. Se utiliza para representar el Ashthalakshmi, la octava forma o “tipo de riqueza” de la diosa Lakshmi. En el hinduismo, Lakmī es la consorte eterna del dios Vishnú, diosa de la belleza y de la buena suerte. Según la tradición, Lakmī nació de la espuma del mar. Este mito es semejante al del nacimiento de la diosa Afrodita / Venus en la mitología grecorromana. Hubo un momento en que el culto de Venus, Astarté e Isis se confundieron, ya en los albores de nuestra Era, cuando la cultura romana intentaba uniformar el mundo conocido.  
Los primeros agricultores relacionaron la constelación de Virgo con la diosa de la fertilidad, Deméter, Ceres (cereal), Perséfone y los distintos nombres de la Diosa Madre que, con el tiempo derivaron hacia la acepción de “Virgen” o “Madre Divina”. Agricultores primitivos observaron que la Estrella Spica, la principal de la constelación de Virgo desaparecía en el horizonte el 15 de agosto, fecha que coincidía con la recogida de la cosecha de trigo seco y maduro, Spica volvía aparecer el 8 de septiembre coincidiendo con el momento de la siembra, así es como se asocio el ciclo agrícola a la Estrella Spica. La Naturaleza es fértil y fecunda porque es pura, virgen, inocente, pues su función no es “concebir el mal”. De ahí la expresión “Madre Virgen”.
Cada pueblo, cada religión del Mediterráneo, tuvo una Diosa Madre, representante de la estrella Spica dispensadora de fecundidad. La diosa Madre se asociaba a la estrella, era reina del cielo y madre de los otros dioses que se derivaron de ella. En cada cultura la daban un nombre distinto: la egipcia Isis y Hathor;  Cibeles de Asia Menor; Astarté del pueblo fenicio:  Ištar del babilonio, Itziar del vasco, Ostara germánica, Ixchel del maya, Esther del hebreo, Stára del persa, Astaroth / Ashera para el hebreo.  En China, se la llamó Virgo Deipara;  Anatesaru en Japón;  en Grecia, fue llamada Hestia: en   Roma se le llamó Juno, o Paloma; en Cartago, Tanit;  en fenicia Astarté,  Oya en Nigeria ; Coatlicue para los Aztecas;  Ixchel para los Mayas;  Pele en Haway; en Canarias Chaxiraxi. Para el islam es Aisha la “Madre de los Creyentes”, antes fue el simbolo de Uzza, la doncella virgen de la triada de diosas pre-islamicas
Durante los siglos de ocupación musulmana en la Península Ibérica se acuñan las primeras monedas con la estrella de ocho puntas como símbolo político y como elemento decorativo. Pero fue en el Reino de Granada donde alcanza su máximo esplendor pasando a la decoración de edificios, grabados, joyería, etc. Los mozárabes y mudéjares llevaron la estrella de ocho puntas por todo el norte de la Península Ibérica y los musulmanes y moriscos la difundieron por el Magreb y el Oriente Medio. Actualmente puede verse en numerosos edificios de España, como en la Alhambra.
Con el paso del tiempo los cristianos adoptan las fechas de los cultos paganos pero a través de su simbolismo, así la festividad de la Asunción de la Virgen se celebra el 15 de agosto y su nacimiento el 8 de septiembre. Son múltiples las “apariciones” marianas registradas conforme iba avanzando la evangelización cristiana y que, “casualmente” se produjeron en el entorno de antiguos santuarios de la ancestral diosa madre. Este ejemplo, el de  la Virgen de Las Nieves de Benahuare (La Palma), imagen cuya leyenda de la “aparición” y culto guarda un total paralelismo con la de la diosa Chaxiraxi (Virgen de la Candelaria) y otras diosas negras.
Nuestra Señora de las Nieves, Patrona de la isla de La Palma. La Virgen es una pequeña efigie de estilo románico tardío del siglo XIV (hay investigadores que aseguran que pertenece al siglo XIII)
El catolicismo mantiene la estrella de ocho puntas atributo de la Diosa-Madre Chaxiraxi, en su representación católica como Virgen de Candelaria, cuya imagen primitiva como queda dicho tiene una serie de estrellas de ocho puntas grabadas en su manto.
En Canarias, al ser un territorio fragmentado en islas, con escasa comunicación entre sí en los tiempos pre-coloniales, la Diosa es designada por diferentes nombres,  Chaxiraxi; Abora; moneyba; Tara, etc. E incluso en una misma isla es conocida por diferentes nombres como es el caso de Chinet (Tenerife) donde recibe las denominaciones ya castellanizadas de: Diosa Celeste; Diosa Luz; Diosa Tajao, la Diosa Abora en su aspecto como virgen de Las Nieves, así como otras muchas tallas marianas. Así mismo, este símbolo asociado a otros representativos de la Diosa-Madre existe en los diversos yacimientos de grabados rupestres diseminados por todas las Islas Canarias.
Existe otra relación  aparentemente ligada al término “estrella de ocho puntas” y la ancestral diosa Innana. Todos los avatares de la diosa Inanna “Ana” estan asociados al planeta Venus (conocido como lucero del alba – estrella matutina – estrella vespertina) como principio de conexión, Venus es el circulo dentro de la estrella Spica.
El planeta Venus es considerado el objeto más bello y más brillante en el cielo cerca del Sol y la Luna, y más brillante que cualquier estrella. El nombre del planeta fue tomado de la diosa romana del amor y la belleza, y a su vez Venus es el nombre romano de la diosa griega Afrodita. que significa ‘nacida de la espuma del mar. En su aspecto celestial Venus es conocida como Stella Maris ( Estrella de los Mares) y como Venus Urania (Celestial Venus), diosa del amor ideal o puro. Una antigua tradición católica, también compara a La Virgen del Carmen con la estrella matutina , llamándola “Stella Maris”(Estrella del Mar) , pues esta , según la teología católica , guía con su luz al puerto seguro , que seria Cristo .
Estrella de ocho puntas, símbolo de Inanna/Ištar Museo del Louvre.FUENTES:

No hay comentarios:

Publicar un comentario