SITIO OFICIAL DE LA IGLESIA DEL PUEBLO GUANCHE

TENEMIR UHANA MAGEK GRACIAS PODEROSA SOL
ENEHAMA BENIJIME HARBA POR SALIR UN DÍA MÁS
ENAGUAPA ACHA ABEZAN. PARA ALUMBRAR LA NOCHE.

lunes, 5 de octubre de 2015

El Rito de la Candelaria y otros textos




 La luz vuelve
 “El cambio de la luz del cielo nos recuerda que está llegando el día de la Candelaria, también conocido por Imbolc o por el día de la Marmota. Aunque la fecha del calendario señalada sea el dos de febrero, hace unos días que el cielo cobra una luz especial. Y, aunque es lo mismo, algo, pequeño pero perceptible, ha cambiado. Ese matiz distinto es la promesa de la primavera. La promesa necesaria que nos recuerda que la vida resurge, comienza, emprende,… en un círculo virtuoso que todo lo contiene.

 Convocando a la Virgen de las Candelas, a Imbolc, a la promesa de la primavera, nos despedimos tan sólo hace unos días en el final del Módulo de la Anciana del Viaje de la Mujer Cíclica. Un pequeño ritual en el que cada una sostenía una candela –que es una vela pequeña que se usa para encender otras velas-. Y así, juntas, con todas las candelas encendidas, convocamos el fuego de Hestia para luego llevarlo, de vuelta, al mundo y al hogar.” (palabras de Núria Beitia)
Si quieres saber más de las celebraciones vinculadas a la vida, de custodiar los misterios de la tierra y de la sangre. Si quieres llevar tu ser mujer al trabajo y al mundo… Quizás te interese participar en la formación para mujeres que trabajan con mujeres “El Viaje de la Mujer Cíclica”… http://www.formacionmujerciclica.net/

Higía, Diosa de la Salud y la Sanación

 Higía responde.
Soy Higía, Diosa de la Salud y la Sanación.
No hace mucho tiempo me reverenciaban, la gente bailaba, soñaba y rezaba en mi nombre con una devoción apasionada.
¿Y ahora? Ayer me llamó mi hermana. “Eh, ¿te has enterado de lo que dicen de ti? Pues echa un vistazo a este enlace.”
Mmm… Higiene. Higiene del sueño. Normas de higiene del sueño. Una lista de normas en mi nombre. Haz esto, aquello y lo otro. No hagas esto, ni aquello, ni lo otro. Higiene: antiséptico, limpieza, control, esterilización, desinfección. Han bautizado unas malditas normas de higiene del sueño con mi nombre que encima parece que no funcionan, porque sesenta millones de personas en los Estados Unidos no pueden dormir.
Permitidme que os recuerde quien soy en realidad. Soy Higía, Diosa de la Salud y la Sanación. Durante siglos viví con mi hermana gemela Panacea en los templos de nuestro padre, Asclepio, dios de la Medicina. La gente viajaba durante semanas hacia nuestros ritos mistéricos para bailar, rezar y dormir entre sacerdotisas y serpientes. Venían buscando consejos, milagros y transformaciones, para despertarse con el renacimiento matinal, con ganas de enfrentarse a la vida con un vigor y una visión renovados. Nuestros templos os esperan cada noche. Podéis entrar a cualquier hora.
Volvamos aún más atrás, antes de la era de Asclepio. Soy Higía, el pecho izquierdo de Rea. Mi hermana gemela Panacea es su pecho derecho. Somos los pechos de Rea, la Gran Madre de Todos los Seres. Cuando deambulamos por las islas del mar de la tierra, los espesos bosques y las vastas llanuras, manamos fluido vivificante, sanador, germinador, nutritivo y revitalizador.
Dormid con nosotras y renaced en relación eterna con todas las criaturas. Dormid con nosotras en el templo del pecho, la montaña, el océano, el vientre. Disfrutad del caótico, intenso, poderoso sueño del cuerpo y la tierra. No es un sueño pautado ni esterilizado. No lo hallaréis en ningún laboratorio. Puede que sea, simplemente, el sueño que ansía vuestro desasosiego. ”
Texto: Lea Bayles
Traducción: Carlota Franco

El Arquetipo de la Doncella-Guerrera

 Diana Cazadora
 “Territorio Este del mándala femenina, la luna creciente, el tiempo de pre-ovulación.
La Guerrera en ti encarna la energía del fuego.
La recuperación de nuestro fuego femenino nos devuelve la capacidad de elección, claridad, dirección, y la ferocidad para proteger lo que amamos.
El Arquetipo de la Guerrera dentro de la mujer representa la energía que le ayuda a proteger todo lo que da vida. Ella es la que se levanta delante de la verdad, ella sirve el bien supremo, que es el Amor.
Ella puede ser muy feroz en el mundo, dibuja los límites, sabe comprometerse, sabe cómo decir Sí y No y sabe cual de ellos es el apropiado en cada momento.
La Guerrera en ti es la que desgarra todo lo que no está conectado, defiende todo lo que ama, y da la protección a la niña que hay en ti y lo que es vulnerable. Te da coraje y elección de sentir tus miedos.
Su conexión con la fuente divina y la tierra te permite afrontar todo lo que deber afrontarse.
Este fuego femenino sigue siendo temido dentro del Patriarcado.
Aunque la mujer moderna se sienta poderosa – no sabe que está imitando un fuego distorsionado masculino.
Necesitamos entrar en una relación íntima con nuestro fuego, sentir íntimamente nuestra ira y rabia que están atascadas en nuestro cuerpo.
Necesitamos aprender a discriminar entre el poder inmaduro rebelde, con la motivación de defender la herida central, y el poder auténtico que no separa ni corta conexión, sino que nos lleva a una mayor interconexión con el todo.
La tierna ferocidad de una Mujer conectada es la fuerza y la voz de
una verdad profunda en servicio a la Vida y el Amor.”
Texto: Elisabeth Josephs-Serra. http://www.alquimiasocial.com/monograficos

Sobre la Gran Madre: aceptar la Madre Humana

 “Sobre la Gran Madre, lee Carl Jung. Para resumir, la sociedad occidental es monoteística. Tenemos “una” manera, una respuesta correcta, un Dios. Entonces tendemos a pensar que hay que haber ‘un camino’, que tenemos que ser coherentes, previsibles, y sentir una cosa. Cuando sentimos un conflicto, el consejo más común que recibimos es: ‘decídete’.
Pero, nada en la naturaleza es rígidamente estático. ¿Entonces porque la mente humana lo tiene que ser?
¿Y cómo puede una madre ser solo una cosa?
El bebé o el niño no és solo de una manera. Siempre se está moviendo, cambiando… esto es lo hermoso de un niño o niña.
Mi madre fue más bien como Kali, pero a mí me dijeron que tenía que adorar a la Madonna. Este cisma me confundió. ¿Y qué tal si todas nos movemos entre la Madonna y la Kali, entre la Madre Nutridora y la Madre Atemorizada, entre la madre que canta nanas y la madre que grita a veces?
La Gran Madre, dijó Jung, era Grande, porque contenía todos los aspectos de la Madre. Cuando creemos que una es mejor, cuando nos esforzamos a ser Una de sus aspectos, entonces nuestra mente crea un cisma. Un aspecto está en la Luz, el otro se tiene que reprimir. Cuando los lados de la madre que no se consideran buenos se manifiestan, entonces nosotras (y los demás) nos juzgamos. Es el Juicio que es el problema central.
Mas energía gastamos en reprimir ciertos aspectos de ser humano, o ser madre, más energía proporcionamos a esta cualidad. La contra presión en realidad fortalece “el muelle” de esta característica. Cuando se suelta, se manifiesta, y a menudo es más dramático e intenso que si simplemente entraba y salía de una manera natural, de vez en cuando.
Entonces, las madres muchas veces oscilan entre esforzarse demasiado a ser la “Madre Perfecta y Buena” y se rinden, sintiéndose poco apreciadas y resentidas – y tienden hacia patrones destructivos de ser madre. Por ejemplo, siendo la madre perfecta del AMPA y proponiéndose para hacer demasiados proyectos para cumplir con la expectativa de la “Buena Madre”, y luego se colapsa y se enferma o deprime, que le permite decir “no”, pero luego se siente culpable, y otra vez vuelve a esforzarse…
Cuando acogemos a todas las partes, todas las cualidades de ser humano, de ser Madre, este amor propio nos ayuda a regularnos, en vez de crear un cisma en nosotras, en el que sentimos el dolor emocional que tantas madres sienten. Además, demostrar a nuestros hijos que nos queremos a nosotras mismas, con todas nuestras imperfecciones, es un modelo poderoso para ellos, no solo para que se amen a si mismos, pero también para que amen a su madre humana e imperfecta.
… Cuando “perdonamos” a nuestras madres, podemos ser mejores madres. Cuando nuestra sociedad culpa a las madres, las ridículas en las comedias o en las pegatinas en los coches, reforzamos la “Madre Perfecta” y reprimimos la Madre Humana. No puede salir nada bueno de esto.”
 Monica Sjoo
Texto: Pam England, del foro online de Birthing from Within
http://www.birthingfromwithin.com/pages/pam-england
Traducción: Sophia Style

 Soy hija de un pasado de mujeres que encendieron el fuego

 “Soy hija de un pasado de mujeres que encendieron el fuego
Que regaron la tierra con su sangre
Que parieron con placer y nutrieron con sus tetas
Soy hija de los hombres que honraban el vientre de mis abuelas
Y nos sabían serpientes, lobas, hermosas
Soy hija de las mujeres-bosque
Que corrían desnudas por la tierra mojada
Y mojaban sus vientres con ella
Soy hija de las mujeres-madre
Que amaban a los árboles como a sus hij@s
Y ofrecían su cuerpo como alimento
Soy la mujer que recuerda
Soy la mujer que corre desnuda por el bosque
La loba
La que se arranca la ropa
Y se da cuenta de que también respira por el coño
Y por los brazos
Y por los pies
Y por el pecho
Y que la ropa es la red, la trampa!
Soy la que sabe que la tierra cura
Y abre las piernas y se cura con ella
Ungüento sagrado
Mujer sagrada
Mujer de luz
Mujer de sombra
Diosa de la muerte y de la vida
Que lleva en su vientre el recuerdo
Recuerda en tu vientre, mujer
Recuerda en tu vientre
Recuerda en tu vientre
Y enciende la hoguera”
De la página Viajamor de Elena Alonso. ¡¡Gracias!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario